martes, 28 de agosto de 2007

Fascículos

Llega el mes de septiembre y con él las colecciones de fascículos. Los quioscos se llenan de coleccionables de todo tipo que raramente llegamos a concluir. Libros a 1 euro, maquetas de coches, dvd's sobre historia, muñecas, y hasta dedales pintados a mano, se amontonan en las estanterías, cubriendo el hueco que durante el resto año corresponde a las revistas del corazón.


Me gusta recorrer las tiendas de prensa en esta fecha. Buscando algún libro económico ya que, el mejor, o al menos el más conocido de cada colección, suele ocupar la primera tirada a un precio irrisorio con la intención de engancharte al resto.


Así comencé la colección de Stephen King, que llegó hasta el número 7, la de literatura oriental, que se quedó en el 1, la de Vazquez Figueroa, que interrumpió el propio quisquero alrededor de la cuarta entrega, o las de los premios planeta y la biblioteca de Grecia y Roma que sí llegué a completar.


Este mes aún no he encontrado ninguna colección interesante, o al menos que me llame la atención, aunque estoy deseando hallar alguna que me enganche. La última, el secreto de las orquídeas, de producción propia, la empecé en abril y en junio dejó de publicarse. Hoy lloro por las esquinas buscando números nuevos, pero no encuentro más que poemas desesperados para esta caverna, que no sé si son los últimos ejemplares de aquella o el inicio de una nueva colección.

Si empiezo una nueva espero terminarla, y si retomo aquella mejor.

7 comentarios:

UnaExcusa dijo...

Dos cosas. O tres.
Me regalaron una orquídea y se me ha muerto. Si sabes el secreto, me lo explicas... No sé aún si tengo buena mano o mala con las plantas.

¿La Biblioteca de Grecia y Roma, de Gredos, de Carlos García Gual? Yo no la completé, me faltan muy pocos libros, espero que algún día se reedite, porque es una espinita que tengo clavada: la comencé en Melilla, me tuve que volver, luego la comencé aquí, me quedé en paro y no la pude pagar... Horroroso lo mío con Grecia y Roma, oiga.

Y la tercera: ¿Te vas a Valencia el fin de semana o qué?

Y la cuarta: ¿cuándo demonios se incorpora tu hermano a trabajar? Nada, me acaban de decir que llega hoy.

Juan Carlos dijo...

A ver...

Primera. No sé el secreto de la orquídea, ni siquiera si las mías están vivas hoy en día. El lunes se incorporará, espero, a la caverna una especialista que te puede ayudar.

Segundo. Sí, esa es la biblioteca de Grecia y Roma a la que me refiero. Yo sí la tengo entera. Creo

Tercero. Todavía no lo sé. Ahora mismo no me apetece lo más mínimo, pero como siempre decidiré a última hora y dependiendo de la borrachera del día anterior.


Cuarto. Mi hermano ya estuvo trabajando el fin de semana y hoy volverá como cada miércoles, el mi pobre.....

JOSÉ MANUEL DÍEZ dijo...

El secreto de las flores es que no tienen secreto... toda su belleza y su aroma son reales, no saben fingirse...

La belleza de las flores es que están en todos sitios, al alcance de la mano (o casi)... y si una se muere, como la de unaexcusa, otra nace en cualquier lugar próximo...

Y perdona mi lección improvisada de "botánica", porque yo no entiendo de orquídeas... pero sí de rosas, y éstas, las muy pécoras, tienen espinas.

Verás, amigo, como yo no estaba equivocado y, debajo del invierno, sube la primavera...

Juan Carlos dijo...

Pero ¿y si a mi me gusta el invierno? Aunque este se muestre especialmente frío...

Nube dijo...

Diría que llegué hasta tu caverna por casualidad...aunque quizás sería más adecuado decir que fue la curiosidad la que me acompañó hasta aquí hace sólo unos días. Una lágrima me llevó de la mano hasta "Locura Ordinaria" y unas cuantas palabras me empujaron hasta aquí.Hoy me gustaría pedir permiso para quedarme... porque desde el día en que "me colé" aquí me he sentido realmente agusto...Quizás porque,además de lo confortable de ésta,"tu guarida",y de admirar la gran habilidad que tanto tú, como Jose Manuel, tenéis para dibujar con palabras, me sentí tremendamente identificada con casi cada uno de tus posh y siento como si por fin alguien me comprendiera realmente...Puedes pensar que estoy loca, quizás lo esté, pero desde hace un tiempo tengo un "nudo marinero" en el corazón y hasta hoy nadie había conseguido hacerme sentir así. Gracias

Susan kaley (Sueños) dijo...

Me encantan las orquídeas, me encantan las flores en si, sobre todo esas silvestres que crecen fuera de la mano del hombre, saludos Juan Carlos.

Juan Carlos dijo...

Nube:

Gracias a tí y, por favor, siéntete como en casa. Después de tus inmerecidas palabras de halago, no puedo sino coger uno de nuestros cojines, atusarlo con cariño, ahuecar sus plumas para que te sientas cómoda, y ponerlo cerca de todos estos amigos que cada día nos juntamos por aquí. Para que te sientes con nosotros a compartir nuestros sentimientos, nuestras emociones, que con mayor o menor fortuna esculpo cada día en las paredes de esta caverna. Son trazos gordos, de aprendiz, de un cincel que horada la piedra, lejos de los sutiles trazos de pincel con que Jose acaricia el lienzo de su locura ordinaria. Pero gracias por la comparación. No necesitas permiso para quedarte, te pido por favor que lo hagas.

Susan:

Qué razón tienes.... qué bellas son aquellas flores que crecen lejos de la mano del hombre, fuera de nuestro alcance... Qué bellas, y qué dolorosas...