martes, 4 de septiembre de 2007

Final:

Sólo queda el capítulo final. Algunos ya habréis podido intuir cómo acaba... o no. El orden de los mensajes, ya que aparecen primero los últimos, me aconseja no publicarlo hasta asegurarme que la gran mayoría habéis leído los anteriores.
El capítulo está escrito en borradores. Sólo tengo que darle a publicar. Pero quiero que me digáis cuándo puedo hacerlo. No esperaré a todos, claro. Pero cuando varios me confirméis que habéis leído el resto lo publico.
VVVVVVVVVV - YA ESTÁ AQUÍ ABAJO - VVVVVVVVVV

18 comentarios:

Nube dijo...

Vaya, y ahora nos vas a dejar asi?? Un par de días sin pasarme por aquí y me encuentro varios post...una historia que me engancha...y ahora no tiene final! En fin... cogeré uno de tus cojines de plumas y esperaré impaciente el final. Seguro que es perfecto. Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Siéntate tranquila que no creo que debas esperar mucho. Mientras tanto coge unos sugus. Están en la entrada, y disfruta del resto de blogs a los que enlaza esta caverna. Iván acaba de comenzar otra historia que te enganchará. Unaexcusa está regalándose. Patricia ha descubierto la blogosfera y nos regala sus primeros rayos de sol. El alelo vuelve al colegio....

Nube dijo...

Bueno...a riesgo de engancharme y acabar pasando noches en vela leyendo vuestros pensamientos voy a hacerte caso y me daré una vueltecilla por el resto de blogs...aunque he de confesar que no será la primera vez que pase por alguno de ellos.

Ah! y gracias por los sugus

el alelo dijo...

... Pues ya lo puedes ir insertando en la "bobosfera", que me lo he leído todo de una vez y necesito saber el final.

Y deja de mandar gente a mi blog que luego se me llena y no cabemos.

Un abrazo.

Patricia dijo...

Cuñao, to también lo he leído todo... ¡acábalo ya!... que nos tienes en ascuas.

Ah! y chupi que me hayas comprado sugus, eres un sol.

UnaExcusa dijo...

Huy, cariño: UnaExcusa no tiene tiempo ni para respirar... Y además su mente ya no es lo que era: se ha quedado quemada bajo el sol emeritense... Necesito unas vacaciones reales. Y darle alegrías varias al cuerpo. Perro mundo.

Un mandril dijo...

Mandril voy a necesitar una semana para leerlo con esta conexión a internet robada del vecino. Tu publicalo que ya me organizo pa leerlo en orden. Un abrazo desde barna

Susan kaley (Sueños) dijo...

Es un relato muy bueno Juan Carlos, te mantiene expectante y te hace desear saber si podrá Jasón cambiar el destino que se había trazado, los seres humanos continuamente tenemos miedo de hacer cosas que nos desvíen de lo que tenemos perfectamente ordenado, en circunstancias de que es bueno probar cosas nuevas para darnos cuenta de que la vida no es tan monótona como creemos y que somos nosotros quienes podemos y debemos hacer esos cambios, tanto para nuestro bien físico como mental. Realmente me ha gustado mucho tu escrito, lo del final bueno, me encantaría que lo escribieras aunque me hago una idea de lo que puede ser.
Y te soy sincera al decir que no es un final si no un principio, o tal vez el final de una vida de rutina y el principio de una vida con sal y arena, saludos.

Juan Carlos dijo...

A ver, que el final es el décimo capítulo, el que está justo debajo de este comentario. Que como lo colgué antes, cuando le quité de borradores salió ahí. Pero se acaba cuando Jasón descubre que el libro no tenía nada escrito, sino que era un diario para que él escriba su vida, basándose en los latidos del corazón, que son los tambores que él escuchaba...

marilour dijo...

.....realmente me ha gustado, se acaba la rutina cuando se escucha al corazón....habrá que ir quitando el sonotone de escuchar la vida..

Un saludo y enormemente agradecida de que haya puesto este ¿cuento? en la red

JavierPiornal dijo...

si teneis descansos el dia que vengas a Piornal me llamas
un saludo JAVI
comenta algo en mi blog jeje

UnaExcusa dijo...

Bueno... y después del capítulo final, ¿qué?

Juan Carlos dijo...

Después del capítulo final la vida continúa. Apenas he tenido tiempo para escribir nada nuevo. La vuelta al trabajo ha sido dura y, además, mi inspiración se ha fugado con mi autoestima. No sé por dónde andan ambas.
Espero poder encontrar esta noche un ratito de concentración para dedicaros algo nuevo. De momento he hecho algunos cambios en el diseño que espero que os gusten.
Besos

Nube dijo...

Hola Juan Carlos, últimamente he estado algo liadilla, el fin de semana... el que se supone que debería ser mi dia especial del año... y no he parado por aquí. Hoy venía impaciente por descubrir lo nuevo...y me encuentro con que no hay nada nuevo! Bueno... mientras estés bien... no desesperes, la inspiración no se ha ido y la autoestima sólo espera un silbidito tuyo, seguro que a la vuelta nos sorprendes gratamente, esperaré sentada en una esquinita :)

Juan Carlos dijo...

Hola!
Bueno, yo también he estado bastante liado y por eso no he actualizado. Aunque inspiración y autoestima sigan en busca y captura me gustaría haber escrito algo, pero me ha sido imposible. A ver si esta tarde que encuentre un ratito para mí.

¿Qué es eso de "el que se supone que debería ser mi día especial del año"? ¿no lo ha sido? Busca un día, el que quieras, y hazlo especial, no tiene porque estar prefijado ni supuesto.
Besos

Nube dijo...

Bueno...el día de mi cumpleaños siempre ha sido bastante importante para mí, y aunque me repetí insistentemente eso de "las comparaciones son odiosas", no pude evitar recordar cómo eran las cosas hace sólo un año... aquel día me fui a la cama creyendo que era la persona más afortunada del mundo, y al despertarme, todo a mi alrededor me lo confirmaba: un mensajero, 12 rosas rojas y unos cuantos detalles me felicitaron en su nombre, no sin que antes él lo hiciera más de cien veces y me dijera lo importante que era para él unas cuantas más. Lo cierto esque no recuerdo realmente de quiénes eran las llamadas o los mensajes que recibí o si eché en falta a alguien. Aunque hubiera más o menos gente,me sentía más querida que nunca y eso me bastó para hacer de aquel,un día inolvidable a pesar de no hacer apenas nada especial. Este año, sin embargo, quería ser feliz, conseguirlo aunque la vida me lo hubiera puesto dificil últimamente, e intenté recordar la mayor cantidad de momentos bonitos que había tenido durante los últimos 365 días, y sabes? no me sorprendí al descubrir que desde la última vez que escuché aquello de "felicidades", los días felices habían ido desapareciendo hasta el punto de apenas haber existido en este último año... ni siquiera fui capaz de llorar. Ahora lo hago por primera vez, y no sé si porque aun me gustaría que estuviera a mi lado, o porque después de todo, yo, que soñaba despierta a diario, y me emocionaba con la sonrisa de un niño, he perdido la capacidad de ilusionarme y creo que nunca más voy a creer en las cosas tal y como lo hacía antes.

Perdona la tristeza de mis palabras. Siempre que paso por aquí y leo tus post intento animarte y te repito una y otra vez que hay que seguir, y ahora vengo yo con estas... Bueno... llevo mucho tiempo intentando subir e imagino que de vez en cuando, sin querer, tropiezas y caes de nuevo, y supongo que cuanto más arriba creías estar, más duele la caída.


Gracias por hacerme sentir como en casa Juan Carlos

Nube dijo...

a propósito...el concierto del jueves en Arroyo de la Luz está confirmado? (y ahora que dice esta chica no?) besitos

Juan Carlos dijo...

Si, y allí estaré. Si vas identificate. Besos