sábado, 13 de diciembre de 2008

Soñar contigo


Hoy he soñado contigo.

Aparecías hermosa como la noche en que te conocí.

Tus ojos eran un remanso de tranquilidad en el que nadaba,
desnudo bajo la luz de la luna.

En un parpadeo me deslicé por tus pestañas,
hasta caer en tu mejilla, suave, como la piel de un pomelo.

Te habías ruborizado, y su color rojizo y el candor que desprendía
me dieron cobijo y calor de hogar.

Me sentí a gusto, pero seguí bajando en busca de tus labios.
Temblaban medrosos, desconfiados quizás.

Me sumergí en sus pequeñas grietas, humedecidas.

Sabían a fresa, a melocotón, a ciruela,...
a esas frutas silvestres que nunca he probado y que solo
hayan su dulzura al entrar en tu boca.

Me acomodé en sus surcos y seguí durmiendo

Anoche soñé que te besaba.

1 comentario:

aNita_desvanera dijo...

Me ha encantado cielo, es super bonito lo que has escrito ojala yo pudiera escribir algo así, aunque ya te dire algo...